Deportes | VERSTAPPEN | hamilton | pechito

"Pechito" López y una consagración histórica en Le Mans

El cordobés de Río Tercero de 38 años dio la nota en el mundo del automovilismo argentino: adeḿás de conquistar su segundo título en el Mundial de Resistencia con el equipo Toyota, ganó las míticas 24 Horas de Le Mans. Un repaso del automovilismo argentino a lo largo de 2021.

El automovilismo argentino tuvo en el cordobés José María "Pechito" López a su máxima figura de la temporada porque no sólo ganó su segundo título en el Mundial de Resistencia con el equipo Toyota sino que además triunfó en las míticas 24 Horas de Le Mans, unas de las pruebas reinas del deporte motor, hazaña que únicamente había logrado el inolvidable José Froilán González hace 67 años.

El cordobés nacido en Río Tercero, de 38 años, ya había puesto a Argentina en la cima de la consideración mundial en 2014 cuando salió campeón del Mundial de Turismos (WTCC), con Citroën.

"Pechito" López fue tricampeón del WTCR (2014, 2015 y 2016), con Citroën y bicampeón en el Mundial de Resistencia, con el equipo Toyota, en 2020, y 2021, compartiendo el auto con el japonés Kamui Kobayashi y el británico Mike Conway.

No pudieron ganar las 24 Horas de Le Mans, enormes pilotos como el balcarceño Juan Manuel Fangio, el santafesino Carlos Alberto Reutemann, y el santafesino de Granadero Baigorria, Oscar Larrauri, quienes puntearon la tradicional prueba pero por distintas circunstancias resignaron el primer puesto.

En el plano local, y en la categoría más popular, el Turismo Carretera, se produjeron dos hechos que cerraron un año completo de carreras, de 15 fechas: el bicampeonato del entrerriano Mariano Werner (Ford) y el retiro de uno de los más grandes pilotos de la categoría, el séptuple monarca, el saltense Guillermo Ortelli.

La temporada arrancó con Agustin Canapino dispuesto a luchar por su quinto cetro, tras ganar en La Plata, pero en la tercera fecha el "Zorro" de Paraná, Werner, mostró las uñas y triunfó en San Nicolás, y también Luis José Di Palma (con una conquista), se insinuaba como uno de los protagonistas.

En un lote parejo de los que pugnaban por la corona, se encontraban el ex campeón, Christian Ledesma, con dos triunfos, de los cinco que obtuvieron los Chivos en la temporada, pero en el tramo final del torneo, Werner se mostró muy sólido y contundente, que a la postre lo llevaron a ganar cuatro carreras.

Y el final de la Copa de Oro fue una batalla entre el uruguayo Mauricio Lambiris y Werner, que culminó con denuncias y reclamos por un toque del ganador de la última en Villicum, el bonaerense Germán Todino, que "perjudicó" al oriental y le dejo servido el título a Werner.

Después de muchos años de sequía de triunfos, y de deambular sin rumbo por distintos equipos, el séptuple campeón de TC, el saltense Ortelli, le dijo adiós a una campaña brillante en el TC, que lo posicionó en las estadísticas detrás nada menos que Juan Gálvez, que fue nueve veces campeón.

Sin duda que Ortelli deja un vacío importante en las huestes del Chivo, referente indiscutido no solo de los fanáticos de la marca, sino del automovilismo nacional y ahora, seguramente, el arrecifeño Agustín Canapino, tomará la posta de su vecino de Salto, tras un año durísimo por la muerte de su padre Alberto, respetado constructor de los autos de su hijo.

El TC acaba de dar un golpe de timón muy importante porque aprobó el ingreso de Toyota a la popular categoría, como quinta marca que se sumará a las tradicionales e históricas de la especialidad, y contará con el regreso al TC del ex campeón 2014 con Chevrolet, el delvisense Matías Rossi

Por el lado del Súper TC2000, el "Titán" de Arrecifes, Agustín Canapino, con Chevrolet Cruze oficial, se quedó con el título en la categoría que reúne a los mejores exponentes del automovilismo vernáculo, y también de las terminales automotrices, nacionales y extranjeras que conforman el parque.

En el último tramo del campeonato, uno de los principales candidatos a la corona era el equipo oficial Toyota, pero alcanzó a redondear una buena temporada, sumado a que el ex Fórmula 1, el brasilero Rubens Barrichello, no pudo ingresar durante varias carreras al país por la pandemia, y además porque Matías Rossi tampoco tuvo el potencial esperado.

Así, la lucha final se dio entre el equipo oficial Renault, con su abanderado, el tandilense Leonel Pernía, y la escudería Chevrolet, con su estandarte Canapino que recién en el capítulo final en el Oscar Gálvez pudo doblegar la resistencia de los Renault Fluence.

El TC2000, que comparte fechas con el Súper TC2000, tuvo una temporada con altibajos y pocos autos, pero que el pinamarense Jorge Barrio fue la sorpresa y pudo consagrarse campeón con un auto del equipo Renault.

La Fórmula Renault 2.0 también coronó a Barrio en una temporada con un parque automotor muy reducido que obliga a nuevas alternativas, como el regreso de un constructor histórico como Tulio Crespi, que trabajará para engrosar el plantel de autos.

El Turismo Nacional, que cuenta ahora con nuevo presidente, el lanusense Emanuel Moriatis, después de muchos años en la conducción de Hugo Paoletti, coronó a Emanuel Abdala en la Clase 2 y al mendocino Julián Santero en la 3.

Verstappen: el verdugo del rey

La amenaza finalmente se concretó y con matices épicos: el neerlandés Max Verstappen destronó al británico Lewis Hamilton y se coronó nuevo campeón mundial de Fórmula 1 en la última carrera de 2021 en Abu Dhabi.

Fue sin dudas uno de los grandes acontecimientos del deporte internacional en el año, no sólo por interrumpir el dominio de Hamilton, campeón en las cuatro campañas anteriores, sino por la forma en la que logró la conquista, a puro dramatismo, con un duelo que cambió abruptamente su tendencia en los metros finales GP de los Emiratos Árabes.

El Campeonato Mundial de Pilotos de este año estuvo entre las grandes definiciones de la historia de la categoría, como pasó en 1974 cuando el brasileño Emerson Fittipaldi (McLaren) y el suizo Clay Regazzoni (Ferrari) llegaron igualados en 52 puntos a la última carrera en Watkins Glen, Estados Unidos.

Esta vez, Hamilton y Verstappen quedaron empatados en 369,5 unidades tras repartirse 18 de los 22 Grandes Premios del año. Sólo el mexicano Sergio "Checo" Pérez en Azerbaiyán, el francés Esteban Ocon en Hungría, el australiano Daniel Ricciardo en Monza y el finlandés Valtteri Bottas en Turquía pudieron romper la polarización.

El británico tuvo un buen comienzo de temporada con tres victorias en cuatro fechas (Bahréin, Portugal y España) y un rendimiento similar en la recta final, al imponerse en San Pablo, Qatar y Arabia Saudita. Sus otros dos triunfos los consiguió en Silverstone -su casa- y Rusia.

Lo de neerlandés fue más regular, sus diez victorias se repartieron a lo largo de todo el calendario en San Marino, Mónaco, Francia, Spielberg (2), Bélgica, Países Bajos, Estados Unidos, México y Abu Dhabi, donde se reservó la definición más impresionante de la que se tenga memoria.

Verstappen partió en la "pole position" del circuito de Yas Marina pero en la salida fue superado por un Hamilton que dominó toda la carrera con amplio margen y se encaminaba hacia su octavo título mundial para transformarse en el máximo campeón absoluto por encima del alemán Michael Schumacher.

Cuando todo hacía indicar la continuidad del reinado británico, un inesperado protagonista entró en escena y cambió las condiciones de la definición. El piloto canadiense Nicholas Latifi se accidentó en la vuelta 53 de 55 y forzó el ingreso del Safety Car para limpiar la pista.

Verstappen lo aprovechó para cambiar sus neumáticos, mientras Hamilton permaneció en el circuito por decisión de Mercedes. Al volver a la pista el volante Red Bull mantuvo el segundo puesto en el clasificador pero con cinco autos adelante, entre ellos, el coequiper de Mercedes, Valtteri Bottas, lo que era seguro para garantizar la victoria alemana.

En un principio, los comisarios deportivos no le permitieron al neerlandés superar a los rezagados que quedaron detrás de Hamilton, pero luego fue el propio director de la carrera, Michael Masi, quien ordenó que le cedieran el paso para propiciar la definición mano a mano.

De modo que Verstappen quedó a tiro del británico con neumáticos nuevos y lo superó en la última vuelta en una emocionante definición que despertó sospechas de complot hacia Hamilton.

Verstappen, de 24 años, con sangre de piloto por parte de madre y padre, se adjudicó su primer campeonato de F1 y a Mercedes le quedó como consuelo la Copa de Constructores, que ganó por octava temporada seguida.

Un Dakar bien argentino

El salteño Kevin Benavídes, consagrado en motos, y el bonaerense Manuel Andújar, campeón en la categoría quads, transformaron el Rally Dakar 2021 en la edición más exitosa para la Argentina entre las 43 disputadas en la historia.

Benavídes, de 32 años, se convirtió en el primer piloto sudamericano en ganar en esa división, que a lo largo del tiempo estuvo dominada por europeos, australianos y estadounidenses.

A bordo de su unidad del equipo Honda oficial, el salteño se repuso de una caída en la etapa 5 de la competencia disputada en Arabia Saudita y coronó el título tras relegar en la clasificación general a campeones anteriores como el británico San Sunderland (2017) y el estadounidense Ricky Brabec (2020).

"Voy tomando conciencia a medida que pasa el tiempo de lo que conseguí. El Dakar es la prueba más difícil y riesgosa del mundo, por lo que creo que fue un logro bastante alto a nivel mundial. En ese sentido es historia. Ojalá que traspase generaciones. Ganar en motos, que es la categoría más competitiva del Dakar, tiene un saber muy especial", le dijo a Télam días después de su coronación.

En enero próximo, Benavídes afrontará su sexto Dakar con la esperanza de retener la corona, pero como miembro del Red Bull KTM Factory Racing, su nuevo equipo.

Por su parte, Andújar mantuvo la tradición de ganar en cuatriciclos, iniciada por los hermanos Patronelli cuando el Rally se disputaba en Argentina y otros países de la región.

El piloto oriundo de Lobos, de 25 años, lideró una divisional que también tuvo en el podio, en el tercer puesto, al argentino nacionalizado estadounidense Pablo Copetti y más atrás, en el octavo puesto, al bonaerense Tobías Carrizo, que hizo su debut en el Dakar con apenas 18 años.

Andújar aseguró el séptimo título argentino en quads desde el surgimiento de la categoría en la edición 2009. Marcos Patronelli es el máximo ganador con tres estrellas (2010, 2013 y 2016), su hermano Alejandro lo sigue con dos (2011 y 2012) y Nicolás Cavigliasso también suma una (2019).

FUENTE: TÉLAM

FOTO: AFP / TÉLAM

Dejá tu comentario