Política | UCR | CÓRDOBA | legislador

La enardecida interna radical: suspenden de manera provisoria la afiliación al legislador Arduh

Es por el proyecto de juego online presentado a pesar de que el partido esta en contra.

Nadie podrá enseñarle al radicalismo lo que es disputar una interna. El centenario partido ha destinado más energías y cuadros para confontar puertas adentro que para librar batallas por el poder real.

Las luchas intestinas de la UCR de Córdoba tuvieron este año impacto nacional con la pulseada de Mario Negri y Rodrigo de Loredo, por la presidencia del bloque radical en la Cámara de Diputados. Al final hubo fractura y ahora los dos tienen las presidencias de esas fracciones disminuidas y heridas.

En enero pasado hubo una encendida interna partidaria que ganó el tándem Negri-Ramón Mestre sobre De Loredo, quien terminó denunciando ante la justicia pese a admitir la derrota. Luego las PASO con cuatro listas en el marco de Junto por el Cambio.

Este martes, el Tribunal de Disciplina de la UCR provincial suspendió provisoriamente la afiliación al partido del legislador provincial Orlando Arduh. De más está decir las razones: es la cara visible de los legisladores de Juntos por el Cambio que presentaron un proyecto para legalizar el juego online en la provincia, a pesar que de la UCR y las otras fuerzas que conforman JXC están en contra de esa iniciativa y no la apoyarán con el voto.

Termina el año pero siguen los motivos para pelear: anoche se hablaba de que un sector dirigencial, en especial mujeres, le reclamaban al Tribunal de DIsciplina partidario que también sancione a la flamante diputada nacional Gabriela Brouwer de Koning, por haberse tomado vacaciones en familia a Disney a pocos días de asumir y ausentarse de la sesión que aprobó reformas en la ley de bienes personales, cuya votación la terminó ganando el kirchnerismo por un voto.

Finaliza el 2021, pero todo indica que el radicalismo, no sólo el provincial, comenzará el año nuevo con internas nuevas, como para mantenerse en forma y no perder la costumbre.

Dejá tu comentario