Policiales | robos | Policía | MPF

Detienen 8 miembros de una banda que robaba en casas con víctimas en su interior

Se trata de los supuestos autores de distintos hechos cometidos, bajo la modalidad "robos domiciliarios", desde inicios de de junio a agosto de 2022 en diversas localidades de la Provincia, entre ellas Colonia Tirolesa, y barrios aledaños (San Ramón, Villa Retiro) de Córdoba.

La Fiscalía de Instrucción Distrito Tres Turno Cuarto de la ciudad de Córdoba, a cargo de Claudia Palacios, junto al Departamento de Investigaciones de Robos y Hurtos y la Unidad Judicial de Robos y Hurtos, lograron recuperar gran cantidad de los elementos robados y la detención de los supuestos autores.

Los imputados fueron identificados como Gabriel Agustín Ciociola, Yohan Clever Pedernera, Mauro Ulises Becerra y Diego Gustavo Landriel. A su vez , personal de Departamento de Investigaciones de Robos y Hurtos realizó varios allanamientos, tras lo cual se logró la detención de Marcos Javier Ciociola, Darío Marcelo Ciociola y Gastón Ezequiel Gutiérrez, logrando de esta manera individualizar a la totalidad de los miembros de la organización, continuando de esta manera la respectiva investigación.

Se trata de los supuestos autores de distintos hechos cometidos, bajo la modalidad “robos domiciliarios”, desde inicios de de junio a agosto de 2022 en diversas localidades de la Provincia, entre ellas Colonia Tirolesa, y barrios aledaños (San Ramón, Villa Retiro) de Córdoba.

Modalidad delictiva

En tal sentido, la investigación pudo establecer la existencia de esta banda organizada que operaba en el sector y cuya modalidad consistía en perpetrar robos domiciliarios, con las víctimas en el interior de sus viviendas o llegando a las mismas. Los domicilios se ubicaban a gran distancia de las casas vecinas, lo que impide escuchar, dar alertasos y ver lo que ocurría en los inmuebles.

En ese sentido, los hechos fueron planificados y cometidos por lo general en la misma franja horaria -entre las 19hs y las 23hs-, y como consecuencia de una “investigación previa” llevada a cabo por uno de los miembros de tal organización criminal, lo que les permitió individualizar la vivienda que reúna las características buscadas y establecer tanto los caminos de acceso, cerramientos de la misma e itinerarios de los miembros de las familias para luego aportar la información correcta a sus cómplices. Una vez establecido ello, y al momento de los hechos, los damnificados eran abordados por, al menos cuatro o cinco miembros de la banda, quienes encapuchados y con diversas armas de fuego, sorprendían a los integrantes del grupo familiar.

En el interior de la vivienda, reducían a todos los presentes, atándolos de pies y manos , y una vez inmovilizados, revisan la vivienda en procura de los elementos de valor (dinero, electrodomésticos, celulares, ropa, calzado, documentación, herramientas etc.), los que sustraían y trasladan en automóviles de las propias víctimas. Consumados los hechos delictivos, los asaltantes se encargan de repartir el botín entre otros cómplices, quienes comercializan los efectos sustraídos.

Dejá tu comentario