Argentina | Google | Google Argentina | Nicolás Kuroña

Insólito: el dominio argentino de Google venció y un joven lo compró por $270

El extraño episodio sucedió a última hora de este miércoles pero el sitio fue restituido a su dueño original en cuestión de horas.

En cuestión de minutos el dominio web argentino de Google venció, se cayó la página del ciberespacio, tuvo nuevo dueño y luego fue restituido a su propietario original. Sucedió en la última hora del miércoles y se convirtió en tendencia de Twitter.

El hecho insólito parece responder a un descuido administrativo de la plataforma de búsqueda de información y el rápido reflejo de un joven que detectó que el dominio Google.com.ar figuraba disponible en la web oficial de registros de la República Argentina.

Nic.ar, es el servicio que administra los dominios .ar y por un momento mostró liberado el dominio google.com.ar y que otra persona lo había registrado.

Al fugaz nuevo dueño le bastaron $270 para ser millonario por unos minutos. Se llama Nicolás Kuroña y generó una revolución cuando posteó un tweet compartiendo su adquisición.

https://twitter.com/Argentop/status/1385062114113556480

Aunque el sitio tardó en recomponerse, un vocero de la compañía indicó qa primera hora de la madrugada del jueves que “el problema que afectaba el acceso a google.com.ar ya fue resuelto. Lamentamos los inconvenientes que esta situación pudiera haber generado y seguimos investigando las causas”.

Cómo funciona el registro

La propiedad de un sitio tiene una duración de un año y se libera en forma automática para que otro lo registre. Pero siempre el propietario recibe notificaciones que alertan sobre el vencimiento al menos desde un mes antes.

Además, existe un período “ventana” después del vencimiento, durante el cual el propietario aún puede realizar la renovación de dominio.

Según explicó el joven en Twitter, él entró a Nic.ar, vio que estaba vencido el dominio (y por lo tanto disponible) y lo registró a su nombre, algo que es legal, mediante un pago del arancel de $270.

Dejá tu comentario