Argentina | empleada | ministro | Catamarca

Detuvieron a la empleada del ministro asesinado por "inconsistencias" en su declaración

A su testimonio se suma el análisis de los registros fílmicos en las adyacencias de la casa del ministro y el peritaje del celular de Juan Carlos Rojas y de otros celulares.

La empleada que trabajaba en la casa del ministro de Desarrollo Social de Catamarca, Juan Carlos Rojas, quien fue hallado asesinado a golpes en la cabeza el domingo pasado en el patio de su casa de la capital provincial, fue detenida, luego de que los investigadores advirtieron "inconsistencias" en su declaración aportada en la causa, informaron este jueves fuentes judiciales.

La mujer, de quien no se suministró su identidad, fue arrestada el pasado miércoles por la tarde por efectivos de la policía provincial en su propia casa, y quedó a disposición del fiscal de la causa, Laureano Palacios, quien trabaja en equipo con otros dos fiscales por disposición de la Procuración General de la provincia.

La detención se concretó el pasado miércoles por la tarde tras un allanamiento en su casa, donde los investigadores secuestraron distintos elementos que, ahora, serán peritados.

Fuentes judiciales informaron a Télam que “en la jornada de ayer la justicia catamarqueña tomó declaración testimonial a los hijos de la mujer" y que, como consecuencia de esos testimonios, el fiscal Palacios pidió su detención.

“La empleada doméstica fue la última en tener contacto telefónico con Rojas durante el sábado a la mañana”, dijo uno de los pesquisas que trabaja en el marco de la causa.

El propio fiscal había dicho en la tarde de ayer que "durante las últimas horas se estuvo trabajando todo el tiempo en conjunto con todos los fiscales, todo el equipo y con la policía”, con la intención de esclarecer el caso lo antes posible.

A su vez, Palacios aseguró durante las últimas horas “se llevaron adelante varias medidas de prueba, algunas se saben porque se realizaron en el Ministerio de Desarrollo Social, en la sede de Uthgra (Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina). Estamos trabajando y pedimos la reserva del caso para poder llegar a un resultado concreto”, explicó.

Fuentes judiciales consultadas por Télam indicaron que se encontraron “algunas inconsistencias en la declaración que ya había prestado la ahora detenida, sumados al análisis de los registros fílmicos en las adyacencias de la casa del ministro y el peritaje del celular de Rojas y de otros celulares”.

A su vez, las fuentes indicaron que durante la tarde del día miércoles se llevaron adelante medidas como “visualizaciones de registros fílmicos y de celulares tanto de la víctima como de personas de su círculo íntimo, entre los que se encontraba el celular de la empleada doméstica”, además se realizó “una nueva inspección ocular en la casa de Rojas”.

En tanto, los investigadores señalaron que en la casa de la sospechosa se secuestraron distintos elementos de importancia para la investigación, entre los cuales se hallaron ropas que ahora serán peritadas para ver si en alguna prenda se encuentran rastros de sangre que pudieran pertenecer al hombre asesinado.

Por otra parte, un íntimo amigo del ministro Rojas, llamado Richard Laborda, declaró en las últimas horas ante el fiscal para aportar datos a la causa y, luego, convocó a una marcha para el próximo lunes a las 12 en las calles Sarmiento y Republica para pedir el pronto esclarecimiento del caso.

Dejá tu comentario