Ciudad aliviador | Villa Páez | cloacal

Habilitan el nuevo aliviador y finaliza la etapa de contingencia en Villa Páez y Alberdi

 La construcción consta de 1.148 metros lineales que disminuyen significativamente la circulación de líquidos por la antigua cañería que desató la situación de emergencia. En breve, junto al Gobierno Provincial, se ejecutará un nuevo aliviador que representará una solución de fondo a los históricos inconvenientes de la red subterránea.

Con la ejecución del empalme a la red existente, el recientemente concretado aliviador cloacal ya opera con normalidad, llevando soluciones históricas a los barrios Villa Páez y Alberdi.

Los ductos, que alcanzan los 1.148 metros lineales, tienen como función desviar los líquidos que circulaban por la antigua cañería de 700 milímetros de diámetro que, dañada y reparada de manera precaria y deficiente años atrás, generó la situación de emergencia ante el debilitamiento de su estructura.

De esta manera, se derivan la mayoría de los líquidos a la nueva estructura, evitando futuros inconvenientes y acelerando el traslado de las aguas servidas.

En paralelo, al proyecto se sumará un segmento de cañerías subsidiarias por la calle Lucas Galignana que le permitirá a los vecinos contar, a futuro, con el servicio que brinda la red cloacal.

La segunda etapa de obras desarrolladas sobre los barrios Villa Páez y Alberdi, denominada “De Contingencia”, incluyó la fijación definitiva de otros dos aliviadores conectados al Colector Costanera, lo que evita que los líquidos que provienen de la zona norte se sumen al caudal de ambos barrios.

Hasta el momento, la inversión en el sector alcanza los $120 millones.

Otro aliviador

Para solucionar el problema de raíz, la Municipalidad y el Gobierno Provincial iniciarán pronto la tercera etapa de solución definitiva para ambos barrios.

El “Aliviador Tablada” comprenderá la construcción de 1.000 metros lineales de cañerías de 500 milímetros de diámetro que se conectará al Colector Costanera e impedirá que arriben al sector los líquidos que provienen de Valle Escondido y los consecuentes barrios aguas abajo, donde descargan más de 200.000 vecinos.

Así, se descomprimirá la red cloacal de Villa Páez y Alberdi, optimizando la carga y transporte de líquidos sin saturación, y disminuyendo en gran medida los desbordes aleatorios que pudieran acontecer.

Dicha obra forma parte de un plan de cuatro aliviadores y colectores que se desarrollarán con una inversión de $1.900 millones: “Colector Sureste Etapa I” que asegurará la conexión a colectores prexistentes de numerosos barrios que presentaban un sistema de red cuasi cerrado; y los “Colectores Suroeste I y II”, en beneficio de barrio Villa El Libertador.

Dejá tu comentario