Política | acuerdo | Gobierno | FMI

Diputados aprobó el acuerdo con el FMI

Tras más de 13 horas de debate, por amplia mayoría, la Cámara Baja dio media sanción al proyecto de ley del oficialismo para refinanciar la deuda externa contraída por el gobierno de Mauricio Macri.

La Cámara de Diputados aprobó esta madrugada de viernes por amplia mayoría y giró al Senado el proyecto de ley que avala el Acuerdo de Facilidades Extendidas entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional.

El proyecto contó con el respaldo de 200 legisladores, mientras otros 37 votaron por la negativa y 15 se inclinaron por la abstención.

La mayoría de los diputados del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, el interbloque Federal y Provincias Unidas aportaron sus votos para llegar a ese número, en tanto que la izquierda y los libertarios estuvieron entre los 37 que lo hicieron en contra.

La sesión, que se inició pasadas las 14 del jueves con la presencia de 129 diputados en el recinto y cuyo desarrollo no fue alterado por los incidentes generados fuera del Congreso por un grupo de manifestantes, se extendió por más de 13 horas y duró hasta las 3.45 de la madrugada de este viernes.

El acuerdo sobre el texto fue el fruto de varias reuniones desarrolladas durante toda la jornada entre representantes del oficialismo y de otros bloques opositores.

El dictamen obtuvo el respaldo de casi 80 firmas de integrantes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, a partir de los avales del Frente de Todos (FdT), Juntos por el Cambio (JxC), el interbloque Federal y Provincias Unidas.

Minutos después de que comenzara la sesión, un grupo de manifestantes de izquierda que concentraba en la plaza comenzó a arrojar piedras y quemar neumáticos en la zona, tras lo cual efectivos de la Policía de la ciudad de Buenos Aires armaron un escudo frente al edificio del Congreso e iniciaron un operativo de desalojo. Hubo cinco policías heridos y un manifestante detenido.

El debate

En la primera exposición, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller (Frente de Todos), aseguró que "este gobierno, por sus principios, jamás hubiera recurrido al FMI sino que recibió una autentica bomba de tiempo y debió sentarse a negociar" con el organismo internacional.

Heller sostuvo que en el acuerdo "no se respetan los típicos aspectos de la ortodoxia que han primado en otros entendimientos" aunque dijo que "no hay nada que festejar".

Entre las primeras exposiciones, la diputada nacional por el Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires, Alicia Aparicio, dijo que “no hay nada que festejar” y agregó: "Hoy no habrá ganadores”.

La legisladora elogió la decisión del presidente Alberto Fernández de enviar el acuerdo al Congreso porque “le devuelve al Poder Legislativo su facultad en la materia y otorga mayor institucionalidad” y aseguró que “este acuerdo es el único posible ante las circunstancias que hoy vive la Argentina”.

El apoyo de JxC

Los principales referentes de Juntos por el Cambio expresaron los respaldos de sus bancadas al proyecto de Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, al tiempo que cuestionaron al Frente de Todos por su falta de cohesión para aprobar la iniciativa y por el programa económico que presentó para cumplir con los objetivos.

El titular de la bancada radical, Mario Negri, remarcó, dirigiéndose al Frente de Todos: "Tengan la tranquilidad, nosotros no estamos para cogobernar, nosotros no estamos para ser una rueda de auxilio todos los días. Nosotros venimos y acompañamos cuando lo que esta en peligro, es la gente, de lo otro se harán cargo ustedes como Gobierno".

"Nosotros estamos acá para ayudar al país. No para cogobernar con el oficialismo. Porque miren este recinto: hay zonas bastante raleadas en este recinto. Hay fractura política en el Frete de Todos. Si no fuera por Juntos por el Cambio hoy se festejaría otro default, otra tragedia para los argentinos", añadió.

Por último, enfatizó: "Ya vendrá un gobierno más responsable con una sociedad con más conciencia para resolver lo que ustedes dejaron".

Por el PRO, su jefe parlamentario Luciano Laspina remarcó: "Votamos esto porque no queremos integrar el club de países en default; ya que es una irresponsabilidad asumir un Gobierno y plantearse en una situación como esta en una posición de estudiantina".

"Nosotros no podemos hacer nada para que el gobierno no implemente su política económica, ni aunque votemos hoy en contra", aclaró.

Para el diputado santafesino del PRO, "la deuda es hija del déficit, cuando llego este gobierno" y "en este Parlamento se legisló durante años como si el Estado tuviese bolsillo de payaso".

Por su parte, el presidente del bloque de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, apuntó: "No estamos incómodos por tener que votar esta ley, somos responsables y somos el espacio que ganó la elección del año pasado. Creo que hay que adoptar una posición adulta y seria".

"El acreedor de este crédito es el organismo más grande del mundo, nosotros no ponemos las condiciones. No creemos que tengamos que quedarnos fuera del sistema de Naciones Unidas; no fue el Fondo el que preparó una bomba, fuimos todos", agregó.

López dijo también: "Estamos muy contentos con la decisión que estamos tomando y, fundamentalmente, porque no ganaron los que apostaron por el caos. En línea con la voluntad de destrucción de una sola persona que, ojalá, la nombremos cada vez menos".

El presidente del bloque Evolución Radical, Rodrigo de Loredo, señaló a su turno que "en la economía los números cierran más temprano que tarde, si es con planes y con gestión cierran para bien; si es sin planes y sin gestión cierran para mal, y ustedes quieren volver a abordar esa receta y van a volver a gobernarnos con su socio, con el mejor socios que tuvieron desde que llegaron al gobierno, que es la inflación".

"Silenciosa, generalizada, a la esperan que haga el ajuste que ustedes no quieren hacer, ni medir, ni trazar, ni planificar, porque prefieren que lo haga la realidad, prefieren que se lleve puesto a los sectores informales, los sectores asalariados porque prefieren eso a pagar el costo de una gestión", añadió.

El diputado nacional del Frente de Todos, Leandro Santoro, señaló que en la Cámara baja "no se vota si nos gusta o no el FMI y tampoco si nos gusta o no el programa que se acordó con el Fondo", sino que se decide "si se le dan las herramientas al Gobierno para evitar el default".

En su discurso durante el debate sobre el proyecto que establece el aval parlamentario al Acuerdo con el FMI, el legislador oficialista agregó: "Estamos en la pandemia después de una recesión que pegó contra los sectores populares, en 2020 y 2021 se trabajó para sacar a la Argentina de esa recesión".

"Logramos llevar adelante el plan de salvataje más importante de nuestro país, teniendo en 2021 un crecimiento del 10 por ciento", valoró.

Santoro dijo también que "en 2018 se tomó un préstamo, no generamos confianza y se terminó en un cepo; entonces no es cierto y no es posible pensar que no pagar sea parte de la solución".

"El responsable de la deuda fue (el expresidente Mauricio) Macri y eso no es mentira", remarcó, al tiempo que apuntó que "el proceso de endeudamiento se explica solamente si se explica el 'carry-trade' o la bicicleta financiera, durante el gobierno de Cambiemos".

Por su parte, el diputado nacional de la UCR por Mendoza, Lisandro Nieri, consideró que el acuerdo con el FMI "nace obsoleto" y es "poco transparente", al sostener que "no soluciona los problemas de nuestro país".

Para el legislador, "aún cumpliendo las metas deja a nuestro país en diciembre de 2023 en una situación de mayores desequilibrios macro que la observada en 2019" y dijo que "no soluciona los problemas de nuestro país".

Por Evolución Radical, el puntano Alejandro Cacace señaló: "Desde nuestra bancada le damos la herramienta al Gobierno, que está pidiendo el financiamiento, pero con esto no estamos avalando un plan económico fracasado que ha llevado a una profunda crisis económica y de desarrollo".

Otro sanluiseño, el exgobernador Claudio Poggi, con monobloque dentro de JxC, apuntó: "Esta Cámara habilitará, si se quiere, el mal menor que es patear el vencimiento para más adelante. Es menor en comparación con el mal mayor que significa no pagar, quedar en mora en el mercado internacional".

Desde el interbloque Federal, Graciela Camaño confirmó el voto a favor. "Vamos a acompañar. Es la primera vez que el Congreso vota una autorización de financiamiento para que el Poder Ejecutivo Nacional tome un empréstito y resuelva su deuda externa", sostuvo.

El presidente del interbloque Federal, Alejandro "Topo" Rodríguez, anunció que su espacio decidió votar a favor del acuerdo con el FMI en la Cámara de Diputados porque "es una propuesta para construir".

Rodríguez celebró el texto de consenso al que se arribó tras largas negociaciones en la cámara baja porque "la propuesta que trajo el Ejecutivo no permitía de ninguna manera construir una mayoría para evitar el default"

"Para nosotros evitar el default significa evitar una nueva estocada a la justicia social; pero a partir de aquí tenemos que trabajar en una agenda de futuro, porque lo que se viene es un presente y un corto plazo muy duro", advirtió el legislador durante el debate en el recinto.

"Tenemos que trabajar para que la energía de Vaca Muerta llegue al puerto y tenemos que tener la claridad de lo que representa el sector agroindustrial", añadió.

"Hemos tenido la inteligencia, el año pasado, de votar todos una ley que limita al Poder Ejecutivo y le devuelve atribuciones al Legislativo", recordó.

En el mismo sentido se expresó el rionegrino Agustín Domingo, del bloque referenciado en su gobierno provincial y en interbloque con el oficialismo misionero, al "valorar que hoy estemos tratando en el Congreso este endeudamiento con el FMI, que le estemos devolviendo al Congreso esa facultad que había sido delegada, y que sea este el ámbito donde se discutan temas como este endeudamiento excesivo".

Entre las manifestaciones en contra, el republicano Ricardo López Murphy, con monobloque dentro de JxC, arremetió: "Atravesamos una situación compleja, la impericia e ineptitud del Gobierno nos ha llevado a tener que decidir, a pocos días del vencimiento, un acuerdo con el FMI y los organismos multilaterales, que debió haber sucedido hace mucho tiempo".

Otro sector que se expresó en contra fue la izquierda: "El Frente de Todos y Juntos por el Cambio también son corresponsables y copartícipes de la estafa a la que están nuevamente sometiendo a la Argentina. Vamos a seguir denunciando este fraude", aseveró la porteña Myriam Bregman (FIT-U).

En ese sentido, agregó: "Esta sesión marca un punto de inflexión en la historia del país porque se reúne el Congreso para aprobar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, ese organismo creado a la salida de la Segunda Guerra Mundial para intervenir y digitar a los países y encolumnarnos al servicio del orden financiero dominado por Estados Unidos".

El diputado de la Unión Cívica Radical Facundo Manes fundamentó su apoyo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional al sostener que "evitar una nueva crisis en Argentina es una gran responsabilidad" y señalar que "no es momento para el oportunismo".

"Aislarnos del mundo, generar más pobreza, más dolor, más desigualdad, no es una opción. No es momento para oportunismos, la oposición debe facilitar al Poder Ejecutivo la posibilidad de restructurar la deuda", dijo.

Manes agregó que "no podemos tomar responsabilidad en el programa que el Gobierno negoció con el FMI, no podemos comprometernos a algo que está fuera y que escapa a nuestro control".

El legislador consideró que "es el oficialismo el que tiene los instrumentos de la política económica" y sostuvo que "el acuerdo con el Fondo evita el default y evita una nueva crisis, pero para nada resuelve los problemas crónicos y estructurales de nuestra nación".

"Este acuerdo no va a bajar la inflación, ni a reducir el riesgo país, no va a tampoco a resolver el déficit fiscal ni el acceso al crédito; no va a mejorar el empleo ni el salario de la gente, tampoco va a generar la confianza que necesitan las empresas para invertir en Argentina. Este acuerdo es solo un tratamiento sintomático, no es la cura de la enfermedad", completó.

FUENTE: TÉLAM

FOTO: RAÚL FERRARI / TÉLAM

Dejá tu comentario